VIVA ELLAS: ELSA SCHIAPARELLI
13 de Septiembre · 2020

VIVA ELLAS: ELSA SCHIAPARELLI

¿Quién fue? ¿Por qué se la conoce tan poco? ¿Que tuvo de relevante para la moda? Esto y mucho mas sobre esta increíble mujer en esta nota.

Elsa Schiaparelli, atípica, excéntrica, futurista, "esa artista italiana que diseña ropa", así la definía la gran Coco Chanel ¿Qué le debe la moda a esta gran mujer? La creatividad, la fantasía y la vivacidad. Revivamos su historia.

Nacida en Roma, en 1890, en el seno de una familia adinerada, muy vinculada a la cultura y las ciencias. Estudió Filosofía y Letras en la Universidad de su ciudad natal. Al finalizar la carrera, publicó un escandaloso libro de poemas eróticos que hicieron que su padre la envíe a un convento en Suiza (del cuál logro escapar con una huelga de hambre).
En 1913 se marchó a Londres donde conoció al conde Wendt de Kerlor y se casaron 24 hs después del primer encuentro. Elsa vistió un vestido negro para su boda, un dato no menor, ya que pone de manifiesto el atrevimiento de Madame Schiaparelli (imaginemos la época). Ambos se embarcaron con destino a los EE UU, y tuvieron una hija. Años más tarde las infidelidades de él hicieron que el matrimonio naufragara. Tras pasar una temporada en Norteamérica, se trasladó a París donde entró en contacto con los círculos vanguardistas de la ciudad. Retomo el contacto con representantes de los movimientos artísticos que bullían en aquellos días, como Francis Picabia, dadaísta, o Marcel Duchamp y Man Ray, del surrealismo.

Corrían los “locos años 20” cuando Elsa decidió levantar su propia marca con la que alcanzaría un éxito inaudito y gracias a la cual se convertiría en un emblema de la modernidad.
Su trabajo se enmarcó en la opresiva y sexista sociedad de entreguerras. Influida por los movimientos futuristas italianos y por los cubistas y fauvistas parisinos, sus creaciones, de marcado carácter surrealista, compitieron en fama y en relevancia histórica con las de la mismísima Gabrielle Chanel. Su vida tiene una importancia social comparable a la de artistas como Dalí, con el que mantuvo una gran amistad, o Picasso. El trabajo de Schiaparelli ha contribuido al avance social y profesional de la mujer moderna y a cambiar la concepción de la moda que pasó a ser entendida como una obra de arte.

Con el estallido de la II Guerra Mundial, Schiaparelli se exilió a Nueva York donde permaneció hasta que acaba la toma de París por parte de los alemanes. Regresó a la Ciudad de la Luz pero la contienda había reformulado los códigos de la moda y ésta volvía al estilo preguerra, imperaba la austeridad y un tal Christian Dior dominaba el mercado. El mundo de la moda ya no estaba hecho para ella; comenzaban los años de sobriedad, elegancia, de blancos, negros y grises en detrimento de la imaginación y el colorido. En 1954 se retiró, el mismo año en que Coco Chanel, retomaba su firma.
¿Por qué no quiso unirse a las corrientes de estilo imperantes en la época? Porque ella siempre fue a contracorriente y se alejaba de las convenciones, prefiriendo mantenerse siempre más cerca de las inclinaciones artísticas que financieras.
Elsa murió en 1973, pasando sus últimos días entre París y Túnez.
Ya en el siglo XXI, el CEO de Tod's compró los derechos y los archivos de Schiaparelli. En 2012, coincidiendo con la celebración de la muestra Schiaparelli and Prada: Impossible Conversations celebrada en el Met de Nueva York, se reabre la casa de costura en el Hotel de Fontpertuis, en el número 21 de la place Vendôme, el lugar donde la creadora dejó la moda.
Dos años después, se lanzó su primera colección de Alta Costura. La firma participó como invitada en París hasta que en 2017 el Ministerio Francés de Industria y la Federación Francesa de Alta Costura le conceden el título oficial.
Tras un baile de nombres que incluyó a diseñadores como Bertrand Guyon o Marco Zanini, el encargado de la dirección creativa de esta nueva Schiaparelli, nombrado en 2019, es el diseñador tejano Daniel Roseberry. Roseberry llegó a los históricos ateliers de Schiaparelli proveniente de Thom Browne, casa donde trabajó durante 11 años, los últimos cinco como director de diseño de las colecciones de hombre y mujer.

Vale recalcar que sus innovaciones nos dejaron la invención de los desfiles modernos concebidos como un espectáculo, la creación de los primeros monos femeninos en los años 30 y de la falda-pantalón. Sus creaciones fueron de las primeras en incluir el color fucsia o el turquesa, solos o combinados, así como materiales nunca antes utilizado en la ropa como el plástico, el rayón o las telas impermeables. Fue la primera en crear amplias líneas de baño y deporte para la mujer, incluyendo una especie de falda pantalón para poder jugar al tenis con comodidad. Creó una nueva y atrevida elegancia inspirada en el arte y que tenía mucho de teatral y cinematográfico. ¿Qué hubiera sido de la moda sin ella? Nunca lo sabremos, pero sin duda, sus aportes hicieron del vestuario una expresión.


By MARULA

Viva la moda
VIVA ELLAS: ELSA SCHIAPARELLI

¿Quién fue? ¿Por qué se la conoce tan poco? ¿Que tuvo de relevante para la moda? Esto y mucho mas sobre esta increíble mujer en esta nota.
VIVA ELLAS: ELSA SCHIAPARELLI