VIVA ELLAS: VIVIENNE WESTWOOD
18 de Agosto · 2020

VIVA ELLAS: VIVIENNE WESTWOOD

Inquieta, creativa e irreverente, así es Vivienne Westwood. Esta mujer británica, dedicada a la moda desde hace más de 30 años siempre dejo ver su sentido visionario sabiendo interpretar a la cultura juvenil urbana. ¿Querés saber un poco mas acerca de una de las grandes referentes del mundo de la moda? Entonces esta nota es para vos.

¿El huevo o la gallina? Vivienne o el punk? ¿Qué estuvo primero? He aquí el quid de la cuestión. La Gran Dama de la costura británica ha pasado desde el punk hasta su presente comprometido y beligerante; y desde entonces hasta ahora no ha abandonado ni por un momento su sello provocador. Les comparto un poco de su historia.
Vivienne Isabel Swire, conocida como Vivienne Westwood, nació el 8 de abril de 1941 en el pequeño pueblo de Tintwistle, Inglaterra. Hija de Gordon y Dora Swire, que se habían casado dos años antes (justo dos semanas antes del estallido de la Segunda Guerra Mundial). En el momento del nacimiento de Vivienne, su padre trabajaba como gerente en una fábrica de aviones.
Durante su adolescencia estudió joyería en el Harrow School of Art pero lo dejó después de un tiempo, porque, como diría más tarde “no sabía cómo una chica de clase trabajadora como ella podría meterse en el mundo del arte”. Tras esto, comenzó a trabajar en una fábrica y a la vez a estudiar en una escuela de magisterio, Trent Park College. Vivienne se convirtió en profesora de educación primaria, aunque durante todo este tiempo, seguía creando sus propias joyas, que vendía en un puesto de Portobello Road.
Al principio, todo apuntaba a que su vida sería la de una mujer que estudiaba magisterio, se casaba, daba clases en la escuela y formaban una familia, pero hubo giros en su vida que la llevaron mucho más lejos de lo imaginado.
Con el tiempo, se casó (llevando un vestido elaborado por ella misma) con Derek Westwood y tuvo su primer hijo, Ben. Su vida parecía estar ya asentada, hasta que conoció a Malcolm McLaren, músico, productor y futuro manager del mítico grupo Sex Pistols, con quien, tras divorciarse de Derek, comenzaron una nueva vida y tuvieron un hijo juntos, Joseph.
Vivienne continuó dando clases hasta 1971, cuando McLaren abrió una tienda en el número 430 de King’s Road, a la cual llamó “Let it Rock” (aunque más tarde cambiarían reiteradas veces su nombre “Sex”, “Too Fast To Live Too Young To Die”, “Seditionaires” y en la actualidad “Worlds Ends”), y en la cual Westwood comenzó a vender su ropa bajo la marca Vivienne Westwood. La tienda vendía todo lo que los jóvenes rebeldes de la época podían necesitar, tanto vinilos como artículos bondage o ropa de segunda mano, lo tomaban como un centro de reunión.

La estética punk comenzó luego del primer recital de los Sex Pistols donde usaron diseños de la pareja que incluían, o incluyeron luego, elementos fetichistas, alfileres de gancho (tomados de la estética de Richard Hell), cadenas, navajas de afeitar y el característico cabello en punta, entre otros. La inclusión de elementos del diseño tradicional británico contribuyó a formar la imagen chocante, polémica y antisocial del punk. La banda se hizo realmente popular gracias a su música y estética que estaba diseñada nada menos que por Vivienne.

Los diseños eran asimétricos y se deconstruían para hacer nuevas piezas con significados poderosos. Ésa era la esencia de Westwood; la cual iba perfecto con la música y letras punk. Había que hablar a través de la ropa, gritar, levantar el puño, no callarse. Debido a ello, el erotismo formaba parte fundamental de la diseñadora: la lencería, los colores y la libertad eran indispensables en sus creaciones.

Con el tiempo, la esencia punk seguía presente en sus diseños priorizando su afán por crear una nueva forma de ver la moda. A veces tomaba algunas de las tendencias como los colores en los 80, pero los plasmaba de manera distinta, quizá en un fondo blanco o con gráficos étnicos que, para esa década no eran la mejor opción. Se trataba de contradecir a la moda, para cambiarlas por las suyas.

Westwood ha compaginado su exitosa carrera como diseñadora con la política y las reivindicaciones sociales, como la defensa de los derechos civiles. Cualquier ocasión era y continúa siendo ideal para gritar y soltar un mensaje con carga política. El cambio climático, el consumismo desenfrenado por la moda absurda, el racismo, los delitos en contra de los animales y la migración son los principales temas de inspiración, lo cual la vuelve tan punk como al principio de su carrera.
Su ideología actual es “consume menos, elige mejor, hazlo durar”. Sus prendas suelen ser excéntricas, pero tienen, en la mayoría de los casos, todo para ser durables y atemporales.

Capítulo aparte, pero que merecen ser nombrados, son sus diseños de novia; tales como el famosísimo vestido de Carrie Bradshaw en Sex and the city o el de Miley Cyrus para su boda. Por ultimo vale comentar la maravillosa creación en conjunto con la marca de zapatillas Vans para que quienes no las hayan visto puedan conocerlas.

La actual Vivienne sigue con la ideología punk y la alimenta con nuevas ideas, con cuestionamientos y con las tecnologías de la moda actual. Se trata de mezclar las nuevas tendencias con su propio pensamiento, el cual juega con la mente de los consumidores y les da diseños únicos. Personalmente creo y celebro su más revolucionaria frase "la moda puede ser más que ropa, también puede ser protesta".

By MARULA

Viva la moda
VIVA ELLAS: VIVIENNE WESTWOOD

Inquieta, creativa e irreverente, así es Vivienne Westwood. Esta mujer británica, dedicada a la moda desde hace más de 30 años siempre dejo ver su sentido visionario sabiendo interpretar a la cultura juvenil urbana. ¿Querés saber un poco mas acerca de una de las grandes referentes del mundo de la moda? Entonces esta nota es para vos.
VIVA ELLAS: VIVIENNE WESTWOOD