Upcycling: TRASHION
03 de Junio · 2021

Upcycling: TRASHION

Un poco de aquí y otro poco de allá, parece que las marcas dejaron de hacer la vista gorda y empiezan a poner el foco en el reciclaje. Te contamos más.

Trashion es un extranjerismo que se conforma de las palabras en inglés ¨trash¨ y ¨fashion¨, es decir basura y moda. Se cree que la palabra fue utilizada por primera vez en Nueva Zelanda en el año 2004 pero la actividad comenzó a realizarse en la década de los 90 ́ o incluso antes. Actualmente, con el aumento de las prácticas sustentables, el movimiento trashion vuelve a cobrar relevancia.

Al hablar de sustentabilidad, una de las primeras ideas que vienen a la mente es el reciclaje. El mismo es un proceso industrial mediante el cual ciertos objetos se transforman en nuevos materiales y luego se utilizan para volver a hacer el objeto original (como una lata de bebidas) u otro producto (como algo hecho de plástico utilizando botellas recicladas). Por su parte, el upcycling implica tomar un artículo que de otro modo sería un desperdicio y mejorarlo de alguna manera para que vuelva a ser útil, sin necesidad de que atraviese un proceso industrial. Upcylign se utiliza tanto para mejoras de productos como para la creación de nuevos objetos, como puede ser una mesa de madera transformada en estantes.

Si upcycling es el género, trashion es la especie. La palabra hace referencia a un tipo de upcycling en el que se utilizan artículos desechados, no deseados y sobrantes para crear ropa o accesorios nuevos. De esta forma se evita generar basura y se obtiene un producto útil. El proceso de trashion sin dudas es innovador. Requiere de mucha creatividad y visión por parte del artista.

De este modo, podría decirse que la iniciativa de Prada ¨Re-Nylon¨ de carteras impermeables es un ejemplo de reciclaje. El material principal es un nylon (tipo de plástico) conocido como ECONYL. Está hecho completamente a partir de desechos sacados del océano y de basureros, como plástico industrial, restos de telas de empresas textiles, alfombras viejas, entre otras. Además, tiene el beneficio de poder volver a reciclarse.

Por su parte Vivienne Westwood es la diseñadora más destacada que ha incursionado en el movimiento trashion. Ella es conocida por crear el estilo punk y luchar por el medio ambiente. Desde el año 2012 la diseñadora británica colabora con ¨Ethical Fashion Initiative¨ en la creación de colecciones donde utiliza carteles usados, latón y restos de cortes de cuero. En sus redes sociales ha comentado que utiliza ¨… un enfoque jerárquico de residuos a los recursos no utilizados; reducir, reutilizar, reciclar y recuperar los productos de desecho, evitando lo más posible que terminen en la basura…¨

A nivel local existen varias marcas que trabajan convirtiendo basura en accesorios de moda. Un caso es el de Biotico, donde se realizan carteras a base de materiales reciclados y recuperados. Ellos provienen de descartes urbanos y domésticos tales como sachets de leche, paquetes de papas fritas o bolsas plásticas, junto con desechos textiles de diseñadores. Otro ejemplo a citar es Descartes, un emprendimiento de Rosario que hace riñoneras, pilusos y ropa a base de plástico recolectado. De esta forma, una bolsa de rolisec puede transformarse en una cartera útil.


Trashion no deja de ser una técnica manual, que requiere de conocimiento y creatividad. Sin embargo, se puede realizar en casa. Un vestido con chapitas de latas, un collar con tapas de cerveza o un tote bag con un jean son solo algunas ideas. Es solo cuestión de imaginarlo, y qué mejor momento que el presente que pasamos más tiempo en casa.

By ORNELGA

Viva la moda
Upcycling: TRASHION

Un poco de aquí y otro poco de allá, parece que las marcas dejaron de hacer la vista gorda y empiezan a poner el foco en el reciclaje. Te contamos más.
Upcycling: TRASHION