UN RECORRIDO POR LA HISTORIA DE ESTA PRENDA DE DOS PIEZAS
11 de Diciembre · 2020

UN RECORRIDO POR LA HISTORIA DE ESTA PRENDA DE DOS PIEZAS

Hoy, al llegar el verano, ni siquiera nos preguntamos si será vulgar vestir una bikini, pero la realidad es que tuvo un comienzo controversial, ¿lo sabias? te contamos mas.

Para empezar, vale decir que se han encontrada pinturas rupestres, romanas y griegas, que denotan que desde hace aprox. 2000 años ya se usa este tipo de prenda de vestir compuesta por dos piezas de ropa que dejaba al descubierto los hombros, el abdomen y las piernas, aunque, en la Antigüedad se usaba principalmente para practicar actividades atléticas.

Sin embargo, la moral cristiana no daba el visto bueno sobre este conjunto debido a que se mostraba mucho el cuerpo femenino, por lo tanto, la prenda cayó en desuso.
Pero, a finales del siglo XIX, los trajes de baño que utilizaban las mujeres ya eran de dos piezas, aunque claro, cubrían el cuerpo por completo.
Imaginemos vestir esto, una vez que estaba mojado. El peso de la tela pegada al cuerpo, y la dificultad de movernos adentro y fuera del agua.
Llegado el siglo XX, la nadadora Annette Kellerman se auto diseñó un modelito compuesto por una sola pieza, sin mangas, sin perneras y muy ajustado. Le costó, el arresto por lucirlo en público en Boston, pero sin ninguna duda dejó tan asentado el precedente que al poco tiempo empezó a verse en las playas europeas.

Igualmente, vale remarcar que la prenda más usada durante las primeras décadas del siglo XX para sumergirse públicamente al agua era un traje de baño con estilo minivestido, de corte ancho y que escondía la forma del cuerpo. Para que la idea nos quede más representada, las telas de las que se componían estas prendas era, lino o algodón, por lo que el peso de la prenda mojada era considerablemente mayor a cuando estaba seca.
Tuvieron que esperar hasta las décadas del 30 y el 40 para poder ver mayores avances. Se incorporaron nuevos materiales, como el nylon o el latex, que daban mayor libertad y comodidad cuando se mojaban. Los hombros quedaban mas descubiertos, y en algunos casos, parte del abdomen, pero hasta ese momento el ombligo seguía siendo gran tema tabú por lo que quedaba restringido a las miradas ajenas.
Recién en el año 1946 (año en que se conmemora la creación del bikini como tal) el traje de baño vió las mayores revoluciones. De la mano de Jacques Heim, apareció el modelo de dos piezas con el abdomen descubierto, bautizado con el nombre de Átomo, por ser el más pequeño conocido hasta el momento (sin embargo, todavía no era lo suficientemente pequeño como para dejar el ombligo al descubierto).
Y poco tiempo después Louis Réard, un ingeniero mecánico que se puso a cargo del negocio de lencería femenina de su madre, quiso superar a Heim y presentó el primer bañador –también compuesto por dos partes- que sí se atrevía a mostrar el ombligo. Esta bikini con sólo 194 cm² de tela, era suficiente para cubrir los pechos y la entrepierna.

Sin embargo, al ser tan “explosiva” nadie quería usarla, hasta que el 5 de julio de 1946, Michelle Bernardini, una bailarina del Casino de París, lució el primer bikini público de la historia.

Si bien existen diferentes versiones en cuanto al origen del nombre, ambas coinciden en señalar un punto geográfico como inspiración. En 1946, tan solo hacía un año del final de la Segunda Guerra Mundial, pero EE.UU. y la URSS estaban preparados para iniciar un nuevo conflicto, menos sangriento pero más duradero: la Guerra Fría. En este contexto, se habían llevado a cabo varias detonaciones a modo de prueba de una bomba nuclear de hidrógeno en Bikini, un atolón de las Islas Marshall, en el océano Pacífico. Se cree que Réard pudo haber dicho que su creación se llamaría bikini porque sería explosiva, o bien que se había inspirado en la “desnudez” que había sembrado tal experimento en la vegetación submarina del atolón.
Igualmente, no fue sino hasta los años 50 cuando esta doble pieza comenzó a popularizarse. La aparición en público de ciertas actrices luciéndola fue lo imprescindible. Entre ellas, Brigitte Bardot en Europa en 1953 y Ava Gardner, Rita Hayworth, Marilyn Monroe o Elisabeth Taylor, entre otras en Hollywood. En los años 60 el bikini ya era totalmente popular y todo tipo de mujeres la vestían, no sólo las “vulgares” como solían decirles.

Este lugar ganado no fue perdido y hoy es una prenda más en el vestuario de todas sin siquiera ver lo revolucionaria que fue. De las creídas vulgares a las más decentes intentemos llevarla de las más flacas a todos los cuerpos reales, ese esa es nuestra misión para que en los años que vendrán puedan mirar hacia hoy y ver que nosotras también conquistamos nuevos estereotipos.

By MARULA

Viva la moda
UN RECORRIDO POR LA HISTORIA DE ESTA PRENDA DE DOS PIEZAS

Hoy, al llegar el verano, ni siquiera nos preguntamos si será vulgar vestir una bikini, pero la realidad es que tuvo un comienzo controversial, ¿lo sabias? te contamos mas.
UN RECORRIDO POR LA HISTORIA DE ESTA PRENDA DE DOS PIEZAS