NO SOS MI ESTEREOTIPO
26 de Febrero · 2021

NO SOS MI ESTEREOTIPO

¿Sos de las que se replantea sobre los estereotipos de belleza? En esta nota vas a encontrar muchas mas cuestionamientos que respuestas que te van a ayudar a seguir rompiendo lo establecido.

NO SOS MI ESTEROTIPO
Hoy vamos a hablar del cuerpo perfecto ¿qué es el cuerpo perfecto? ¿quién dijo que había un cuerpo perfecto? ¿existe realmente el cuerpo perfecto? Analicemos un poco de dónde viene el cuerpo perfecto ¿quién dijo que el 90-60-90 es el cuerpo perfecto?
Investigando, me metí en lo que es el estereotipo de belleza del cuerpo 906090, que tenemos como “cuerpo perfecto”. Este estereotipo, aunque no lo crean viene de hace mucho tiempo atrás.
Arranquemos por el principio, y para eso recurrimos a una definición que sirve como base para empezar a desarrollar este concepto. Entonces, un estereotipo es según la real academia española: una imagen o idea aceptada comúnmente por un grupo o sociedad con carácter inmutable. Llevándolo para el lado de la belleza entendemos que un estereotipo es aquello que nos dice qué es lindo y qué es feo. Porque, puesto a la inversa, cuando nosotros definimos lo que es bello, automáticamente estamos definiendo lo que no es bello. Por lo tanto, fue ahí cuando pensé ¿Cuáles fueron los diferentes estereotipos de belleza a través de los años? Y cuando vamos para atrás vemos que fueron cambiando en todas las etapas de la historia de la humanidad.

Hace un tiempo pregunte en el blog que era belleza para cada una y hubo varias respuestas, pero hubo algunas que me dejaron muy marcada. La primera fue que hay tantas interpretaciones de belleza como personas en este mundo y otra fue que la belleza está en los ojos del que la mira, fue así que me di cuenta que la belleza es un concepto subjetivo. Por lo tanto, crear un estereotipo de belleza es crear un estereotipo de visión subjetiva y transmitírsela a todo el resto, por más que el todo el resto no piense igual que yo, pero quizás yo grite más fuerte y todo Uds. deban acompañar mi idea, OK… eso fue un poco lo que pasó lo largo de la historia. Imaginemos que les preguntaron a personas a lo largo de la historia, con altos grados de importancia, y cada una fue opinando sobre el estereotipo de belleza civilización tras civilización año tras año, y así fueron variando.
Les voy a hacer un resumen bastante rápido y firme contando un poco los por qué de los estereotipos en cada etapa.
Si nos vamos a la época de las cavernas, junto al paleolítico, encontramos a los cavernícolas dentro de sus cuevas y sus mujeres. El estereotipo (basándose en las pinturas que se han encontrado en las cuevas y demás) tenía que ver con una mujer con senos amplios y caderas anchas; ya que se interpretaba que una mujer con caderas anchas y senos grandes podía alimentar y parir, y ese era el rol que se le pedía a la mujer. Por el otro lado el estereotipo de belleza masculina estaba vinculado a tener una figura robusta con anchos hombros porque ellos tenían que salir a buscar la comida. Como vemos los estereotipos se fundan en ciertas razones de las épocas.
En el caso de la antigua Grecia, el estereotipo de belleza de los griegos tenía que ver con la matemática. Esto significa que consideraban un cuerpo era bello o un rostro era bello, si era matemáticamente perfecto; es decir, un cuerpo proporcionado, armonioso, que tienen el mismo ancho de hombros que el mismo ancho de caderas y que tiene una cintura pronunciada. Así surgió el primer estereotipo que trasciende y trascendió durante muchos años. Era el cuerpo más cercano al famoso 90-60-90 (que puede que hayan sido medidas como 80 o 100) que es el cuerpo reloj de arena. Dentro de asesoramiento de imagen se toma éste como el perfecto cuerpo femenino. ¿Pero es acaso el cuerpo el cuerpo reloj de arena el cuerpo femenino perfecto? NO. Esto tiene que ver con un estereotipo que plantearon los griegos y que nosotros fuimos aceptando, consciente o inconscientemente, por el resto de los años. Pero este estereotipo de belleza, entre los griegos y la actualidad, fue cambiando año tras año, población tras población, civilización tras civilización, y muchas veces las mujeres y los hombres han hecho sacrificios para poder encajar dentro de esos estereotipos.
Volvamos un poco sobre la evolución de los estereotipos, por ejemplo, si ingresamos a pensar en la dinastía china (200 años antes de cristo) el estereotipo de la mujer perfecta china en ese momento tenía que ser una mujer de estatura pequeña, que fuera delgada y diera una sensación de fragilidad y de suavidad (dejo a su imaginación los sacrificios realizados por una mujer que media 1m 70cm).
Ahora, si pensamos en el renacimiento italiano, por el 1400 o 1700¸encontramos que una barriga redondeada, mucho pecho, caderas bien anchas y muchas curvas eran la tendencia de belleza.
Estos estereotipos van cambiando antes de manera más lenta, hasta que entramos en el siglo 19 o siglo 20 y vemos que empezaron a cambiar más rápidamente. Veamos por décadas:
- los años 20, la mujer buscada pasa a ser una mujer con el pecho más plano y las piernas largas. Para referirnos, era la época del charlestón. Era una mujer sin la cintura marcada, con un cuerpo más recto y extremadamente flaca que, en muchos casos tenía el pelo corto.
- los años 30 es cuando aparecen las figuras de Hollywood y empieza celebrarse el busto prominente junto con una cintura muy delgada y caderas bien anchas. En ese momento aparecen actrices muy famosas con ese estereotipo.
- los 40 vienen junto con la segunda guerra mundial y el ideal de belleza de la mujer se aleja un poco de estas curvas tan marcadas de la época anterior para convertirse en cuerpos “más saludables”. Aparece Rita Hayworth como uno de los ideales de belleza, donde se le veía una piel perfecta y muy tersa. Los cuerpos eran delgados, pero más sanos y no tan curvos como en los 30.
- los 50 llegan con Marilyn Monroe y esto de la mujer sexy pasa a ser el nuevo estereotipo de belleza femenina donde, según la icónica dama de la década, “el cuerpo está destinado para ser visto no para ser cubierto”. Y aquí el cuerpo reloj de arena en el cuerpo icono de la mujer sex symbol.
- los 60 aparecen con un cuerpo más andrógino, porque aparece Twiggy, quien empieza a utilizar minifaldas y era extremadamente flaca. En esta época se comienza a ver el tema de la anorexia y de la bulimia como enfermedades que se provocan para pertenecer a ciertos estereotipos de belleza. Twiggy aparentemente no tenía ningún trastorno alimenticio, era una mujer muy muy muy delgada con piernas muy muy largas, pero era el tipo de cuerpo que empezaba a ser furor en esta década. Esta figura andrógina, que no tenía ni el busto ni la cadera muy marcadas, era como más el cuerpo de una modelo hoy en día.
- los 70 aparecen con la reconocida Farrah Fawcett, quien fue considerada una de las mujeres más lindas en esa década. El cuerpo empieza a verse más bronceado y aparece el fanatismo ello, y por el cuerpo delgado, aunque más tonificado que años anteriores.
- los 80, fueron una década de mucha pasión por lo tonificado. Es allí cuando se hacen conocidos todos estos videos de ejercicios en la tele (sobre todo de Jane Fonda). Al final de los 80 y principios de los 90 aparecen las “súper modelos”: Naomi Campbell y Claudia Schiffer, que era tonificadas, flacas y muy altas.
- los 90 y la llegada de Kate Moss, ella era la mujer con cara de niña, pero con una actitud como media desganada con excesiva delgadez.
- siguiendo el furor de la delgadez, en el prototipo de belleza que los 2000, también empiezan a aparecer otro tipo de cuerpos, como el de las queridas ángeles de Victorias Secret. Acá vemos el que llamamos “el cuerpo perfecto”, este cuerpo 90-60-90 con un busto “matemáticamente perfecto” (en manos de una cirugía), cinturas marcadas y caderas amplias, pero tonificado.

Entonces, brevemente, eso fue la evolución que tuvimos del cuerpo femenino a lo largo de los años. Pero, cuando se habla de estereotipos, no solamente caemos en los estereotipos corporales sino también en los vinculados, por ejemplo, con el rostro. Es decir, un ideal con el tamaño de ojos, el color de ojos, el tamaño de la nariz, la boca, el pelo, etc. Todo el tiempo el cuerpo de la mujer fue víctima los estereotipos de belleza, y teníamos un pequeño grupo selecto que estaba dentro ello y un gran grupo que estaba fuera de lo esperado y que se sometía a distintos tipos de tratamientos para intentar pertenecer.
Muchos hemos atravesado esas presiones, ya que están súper presentes, aunque creo que cada vez menos y supongo que eso tiene que ver un poco con los siguiente que voy a plantear. Cuando pensamos quienes establecían los estereotipos nos remontamos a los griegos, los reyes, las grandes estrellas de Hollywood, como en el caso de Marilyn que ella misma se convirtió en un estereotipo. A su vez, si nos planteamos hoy de dónde vienen esos estereotipos, o quizás de dónde venían hace unos años, podríamos pensar que seguían llegando de la mano de la industria del cine, televisión o la publicidad; y por supuesto del gran inculcador de estereotipos que es la moda.
Pero hace unos años surgió un nuevo medio de comunicación, que son las redes sociales, este canal al que todos tienen acceso no solo para ver sino también para generar contenido. De este modo, empieza a aparecer un poco “la verdad de la milanga” (acompañado de otros movimientos como el feminismo).
Dentro de las redes podemos diferenciar 2 etapas:
- La primera es cuando apareció este nuevo medio y todos queríamos convertirnos en Pampita (posando y simulando la perfección del pelo y el bronceado acostadas en la playa).
- La segunda cuando algún valiente se decidió a mostrar un lado más real y no seguir convirtiéndonos en esto que nos estaban vendiendo, sino empezar a mostrar nuestro lado más auténtico.
Hay mucha gente que lo está haciendo y también hay mucha gente que sigue en la primera etapa, pero yo creo que cada vez que alguien muestra lo “real” hay mucha gente que lo celebra y creo que es una tendencia de las buenas.
Por lo tanto, me gustaría que, si alguien habla de “estereotipos de belleza femenina entre el 2010 y 2030”, puedan hablar de la rotura del estereotipo y que haya tantos tipos de cuerpos y tanta belleza como personas en el mundo.

Dentro de la reflexión les propongo que empecemos a cambiar su conciencia, si es que aún todavía no la han cambiado. Como dijimos el estereotipo es una imagen o idea aceptada comúnmente por un grupo o una sociedad, es decir, por somos nosotros mismos. Por lo tanto, hay una parte externa que implica la imposición de un estereotipo pero que, si nosotros como seres inteligentes no la aceptamos este estereotipo se va a empezar a romper.
Así como hay responsabilidad de los medios de comunicación, de la industria de la moda, de la televisión, de la publicidad, etc., de proponer estereotipos diferentes, también hay una responsabilidad propia. Nosotros debemos empezar por cambiar nuestros hábitos; desde lo más chiquito hasta lo más grande.
Por ello las invito a pensar sobre lo que decimos y lo que escuchamos, sobre todo cuando algo no nos gusta. Por ej.: cuando escuchamos a una amiga que dice que se siente fea, que se siente gorda, que se siente petisa, qué se siente muy flaca, o cuando una amiga deja de hacer un plan de pileta porque no está conforme con su cuerpo, o cuando vemos a una amiga, una hermana, un familiar, o una conocida, o desconocida incómoda con una situación vinculada a algo estético, tanto a su rostro, su pelo, etc. empecemos a ser más más amables con el otro y con nosotros mismos.
Puede haber cosas de tu cuerpo que no te gusten o que estés incómoda, pero si nos enfocamos siempre en lo que no nos gusta nos vamos a meter en un círculo vicioso del que no vamos a poder salir.
Es por ello que les propongo que escriban cuáles son las cosas que más les gustan de ustedes mismas y empezar a encontrar esa perfección singular, esa perfección que viene determinada de cada uno y de cada persona individualmente. Buscar esa belleza que nos hace únicas y diferentes y no la belleza que está vinculada a parecerse al estereotipo del momento.
Empecemos a amigarnos con nosotros mismas porque yo creo que en el momento que uno se acepta y se gusta a uno mismo deja de estar tan pendiente de gustarle al resto. Muchas veces nos hace más felices y nos permite transmitir esa felicidad, sin estar todo el tiempo marcando los defectos o las cosas que no son como yo pienso del resto del mundo.
Hay que dejar de juzgar al otro, porque eso es en base a un estereotipo que una persona decidió fijar quizás en la antigua Grecia o quizás hoy en día, y empecemos a querernos más y a mirarnos más nosotros dejando de querer pertenecer. Empecemos a confiar en que la naturaleza es sabia sin buscar un único “perfecto” y celebrando lo que cada uno es a su manera.

Viva la moda
NO SOS MI ESTEREOTIPO

¿Sos de las que se replantea sobre los estereotipos de belleza? En esta nota vas a encontrar muchas mas cuestionamientos que respuestas que te van a ayudar a seguir rompiendo lo establecido.
NO SOS MI ESTEREOTIPO