LA GRAN RENUNCIA MASCULINA
03 de Junio · 2021

LA GRAN RENUNCIA MASCULINA

¿Acaso nunca se preguntaron por qué la moda es algo tan vinculado con lo femenino? El rol de los hombres en la moda es un tema poco hablado pero con mucho por remarcar, charlemos un poco sobre ello.

Hoy vamos a hablar de moda masculina y este extraño vinculo que tienen los hombres con la moda. ¿Por qué en materia de indumentaria, de tendencias de maquillaje, de pelo, las mujeres se llevan la delantera y los hombres están ahí como si fueran dignos de un papel de reparto en una película? Juegan ese rol donde puede gustarles un poco la moda pero lo justo como para no demostrar que les interesa tanto.
Esta vez para empezar buscaba saber si este fanatismo de la mujer por la moda, y de la negación por parte del hombre a la moda, tenía que ver con:
a) algo innato del genero…
b) O sí está vinculado con algo social y cultural (algo que en algún momento alguien nos bajó y todos decimos que sí y seguimos para adelante sin cuestionarla)
Cuando automáticamente pienso en el rol del hombre con la moda se me viene a la cabeza el rol del hombre con la danza clásica (tal vez por haber estado en este ambiente muchísimos años). Allí, el hombre juega un papel totalmente secundario donde el rol está por detrás, el desafío técnico es menor, el calzado de media punta es más sencillo, el vestuario más simple y el saludo casi pasa desapercibido. ¿Por qué pasa esto? Nunca lo pude resolver, pero si me sirve como analogía entre la relación que tiene el hombre con la danza, en segundo lugar, al igual que con la moda.
Por nuestra parte volvamos a ese segundo vinculo. Podemos decir que este vínculo desinteresado entre el hombre y la moda es algo relativamente nuevo (dentro de lo larga que es la historia de la humanidad), se data de un poquito mas de 200 años. Antes de ello, el hombre se interesaba en la moda, se preocupaba mucho por cómo hacerlo usando pelucas y faldas. Hay una historia muy larga entre el hombre y la moda que.
Para empezar, hace 200 años los hombres dijeron “listo chau, nos vamos, esto es malo para nosotros, dejémoslo para las chicas que se sigan preocupando por qué se ponen” “nosotros la verdad que tenemos cosas más interesantes que hacer”.
Eso que nombro, pasó hace 230 años atrás y fue precisamente en la revolución francesa. Todo este cambio que se dio en la indumentaria masculina tiene un nombre (dado por el psicólogo Fügel en el libro “Psicología de la moda” escrito en 1930) que es “La gran renuncia masculina”. He aquí la respuesta a la duda inicial, los hombres renunciaron por algo social y cultural.
La base de la moda estaba en Francia y quienes imponían las modas eran los reyes masculinos (grandes influencers monárquicos como Luis 14, Luis 15). Eran quienes firmaban las leyes suntuarias indicando como te tenías que vestir dependiendo de la clase social a la que pertenecías. Demostrar sus raíces, su poder, y sus riquezas en base a la vestimenta era algo que estaba socialmente aceptado. A modo de reflexión y de cuestionar las fábulas, el mendigo si podía hacerse pasar por príncipe sólo cambiando su indumentaria, claro que luego traería sus consecuencias.
Los hombres eran ultra-fashionistas para poder demostrar sus riquezas. Entonces vemos que todo lo que vincula a la mujer y la moda también en algún momento vinculó al hombre y la moda.

Les voy a dejar algunas curiosidades:
- ¿Sabían que los tacos fueron creados para los hombres y no para las mujeres? Exacto, originalmente los usaban los jinetes para calzar el pie en los estribos. Luego en el siglo 17 llego a la aristocracia europea y se convirtió en símbolo de virilidad. Durante el reinado de Luis 14, cuando más alto y más rojo, más poderoso era quien lo llevaba.
- Las faldas eran muy típicas entre griegos, romanos, aztecas. Túnicas, togas y faldas eran mucho más fáciles y prácticas. Además, los pantalones eran sólo para montar a caballo, para el resto de las actividades estaban las faldas.
- El maquillaje viene del antiguo Egipto y los hombres lo utilizaban en pómulos y parpados. Los romanos usaban pigmentos rojos en las mejillas. En Francia del siglo 18 le sumaron pintarse lunares postizos.
- Las pelucas fueron un invento de Luis 13, para cubrir su calvicie. Y a su vez servía para disimular piojos y suciedad.
- Por último, vale remarcar que el rosa, era un color de hombres por estar vinculado con el rojo que representaba sangre y vigor.
Como verán inventaron todo, y luego se desligaron para dejarnos bajo sus mandatos. Pero ¿Qué fue lo que paso que hizo que abandonen todo esto? lo que pasó fue la revolución francesa con los principios de igualdad, libertad, y fraternidad.
La igualdad era en base a vestimenta igualitaria (las mujeres nos desligamos de esto y decidimos que ponernos) por lo tanto los adornos que se habían propuesto por los reyes, dejaron de ser bellos para ser útiles. Dejaron de lado la burguesía para pasar a trabajar bajo el lema de ser “todos iguales”. El trabajo dignifica, y había que buscar una vestimenta mucho más práctica que todos los ornamentos que se utilizaban para diferenciarse.
Bien, bárbara la idea, pero ¿Por qué las mujeres no nos sumamos a esa iniciativa de la igualdad y comodidad? a lo largo de la historia sí a lo largo de la historia de la humanidad a los hombres con frecuencia jugaron un rol protagonista mientras que la mujer siempre jugó un rol de acompañante. Los cambios culturales y sociales se dieron en su mayoría por los hombres. Ellos iban a trabajar, la mujer pasaba a ser un objeto, el hombre era útil y la mujer bella.
Y es inevitable cuando empiezo a hablar de esto que no me bronca que todavía hoy la mujer se auto exige y se le exige de afuera también, seguir maquillándose, seguir peinándose, poniéndose tacos, porque un día la sociedad dijo “chau hombres, Uds. no lo hacen más, ahora sólo les toca a ellas” y nosotras nos sentimos presas de eso. Por lo tanto, espero que esto les sirva para liberarse de las exigencias sociales y elegir hacerlo o no. También es la excusa para que los hombres puedan elegir sumarse a la moda mucho más por gusto propio si así lo sienten.

Como verán la moda es de ambos sexos, no es de uno ni de otro, salvo que uno logro emanciparse completamente de ello.
Por suerte para las mujeres, podemos disfrutar de una moda mucho más abierta y arriesgada. Los hombres, por el contrario, recién en los últimos años están volviendo a amigarse con la moda. Con esto no quiero decir que ni las mujeres tenemos que dejar de hacer lo que nos gusta, ni que los hombres tienen que ser totalmente metro sexuales y preocuparse el 100% por la moda, pero si lo que quiero lograr es darle la libertad tanto a unos como otros de relajarse en este aspecto.
Creo que este es el puntapié inicial para hablar de la moda sin género que es una de las grandes tendencias que se están viendo (así como la sustentabilidad y la variedad de talles). Es por eso que quiero remarcar que la moda tampoco tenía género en algún momento y el género se lo dimos social y culturalmente.
Volviendo al periodo de “la gran renuncia”, creo que culmino más o menos a los 200 años luego de cumplido este tiempo, los hombres empezaron a vestirse con más colores, diferentes géneros, formatos y morfologías. A los hombres le lleva más tiempo adaptarse a las modas, el cambio del escote redondo al escote en V o del pantalón recto al pantalón chupín, pudimos vivenciarlo y saber el tiempo que les llevó y cuanto les cuesta más que a las mujeres. Así estos cambios que antes se daban más lentos cada vez serán más rápidos haciéndonos más parecidos en sumarnos a las tendencias.
Hoy, la semana de la moda masculina (que casi ya no es más exclusiva masculina porque también vemos cosas femeninas y viceversa) podemos ver las tendencias aplicados a los dos géneros casi de la misma manera. Al igual que en la “red carpet” vemos vestuarios mucho más jugados y arriesgados en la ropa y en los maquillajes, entre ellos: Harry Styles, que no siente amenazada su masculinidad al jugar con la moda. Esto achica la brecha las modas para que vayamos a la par.
Esta vez, vamos a dejar una tarea para que los hombres puedan salir del aburrimiento de la moda, proponiéndoles que empiecen a sumar más colores, más variedad de telas, una nueva variedad de tipologías, salgan de la zona de confort si quieren ser más fashionistas, libérense. Otra tarea es que empecemos a pensar en íconos de moda masculinos (la tarea es para hombres o mujeres) ¿Quiénes son tus referentes?
Espero que les sirva para pensar en donde estamos, de donde viene lo que adquirimos como dado, ¿Qué hubiese pasado si la revolución nunca ocurría? Si ya la industria de la moda es una de las más poderosas, ¿Qué hubiese pasado si los hombres nunca renunciaban? Un descalabro, ¿no?

Viva la moda
LA GRAN RENUNCIA MASCULINA

¿Acaso nunca se preguntaron por qué la moda es algo tan vinculado con lo femenino? El rol de los hombres en la moda es un tema poco hablado pero con mucho por remarcar, charlemos un poco sobre ello.
LA GRAN RENUNCIA MASCULINA