¿EL ALQUILER DE ROPA YA NO ES SUSTENTABLE?
10 de Agosto · 2021

¿EL ALQUILER DE ROPA YA NO ES SUSTENTABLE?

Cuando parecía haber un poco de luz al final del túnel, se presentan nuevos problemas para la industria de la moda. Encontrá los nuevos interrogantes que se envuelven alrededor del alquiler de prendas.

Hace ya varios años que la industria de la moda se ha dado cuenta que la sustentabilidad es rentable. Los consumidores actuales se preocupan por el medio ambiente y tienen las herramientas informáticas para conocer la forma de ser más ecológicos. Es por esta razón que constantemente surgen alternativas para competir con la moda rápida. Una opción que a primera vista parece ideal, es el alquiler de ropa.

El sistema de rentar ropa no es nuevo. Por muchas décadas se acostumbró a alquilar ropa de fiesta, como el traje del novio para las bodas, o disfraces para fiestas. Sin embargo, en el siglo XXI surgió la idea de alquilar ropa y complementos para todos los días. Esta metodología permite que las marcas obtengan ingresos con un bajo nivel de producción. De esta forma se evita que cada persona compre una prenda que va a usar una limitada cantidad de veces para luego descartar. Otro beneficio es que el consumidor accede a un producto -por tiempo limitado- que de otra forma le tomaría años de ahorro.

Hasta hace poco, la actividad solo existía en su versión tercerizada, es decir que existían empresas dedicadas exclusivamente al alquiler de ropa. Algunas se especializan en trajes de fiesta, mientras que otras se enfocan en los accesorios de diseñadores. Rent the Runway (Estados Unidos) es una de las compañías más populares dentro del rubro. La empresa ofrece ropa y accesorios de más de 700 diseñadores de uso diario y para fiestas, con variedad de talles, género y edades. Si bien esta compañía es de Estados Unidos, actualmente existen empresas similares en todo el mundo, incluyendo a nuestro país.

A comienzos de año, el diseñador neoyorkino Ralph Lauren, creó una nueva sub-marca llamada ¨The Lauren Look¨. Bajo dicho nombre se anunció la primera iniciativa de alquiler de ropa por suscripción de la empresa. Hasta el momento es la primera vez que una marca de lujo se centra en el alquiler. El sistema que propone la marca es de suscripción. Por el precio de u$s 125 mensuales, los usuarios acceden a la ropa que les gusta y pasado un plazo pueden optar por devolverlo y obtener otras piezas o comprarlo para seguir usando.

Otra marca internacional que ha innovado en el área del arrendamiento de ropa es H&M. En 2019 comenzó a barajar la posibilidad de incorporar el sistema, incorporando a una de sus tiendas de Estocolmo la posibilidad de alquilar atuendos seleccionados de la línea Conscious Exclusive. Las críticas no tardaron en aparecer por parte de los que argumentaban que la calidad de los productos no permitirían que la ropa se pudiera utilizar varias veces. No fue hasta el presente año que realizó el primer intento fuera de su país natal.Bajo el nombre ¨One/Second/Suit¨ la empresa ofrece el alquiler de un traje con camisa de manera gratuita a quienes tengan que asistir a una entrevista laboral. Pasadas las 24 hs, deberán devolver el conjunto.

El crecimiento del alquiler de ropa convirtiéndolo en casi-masivo, provocó que surgieran cuestionamientos. El pasado mes, la revista científica finlandesa ¨Environmental Research Letters¨ afirmó que el alquiler de ropa es la opción de consumo consciente que más impacta de manera negativa en el medio ambiente. ¿A qué se debe esto? En un primer lugar, el alquiler de la ropa involucra el envío de los productos, lo que necesariamente incluye plástico para envolverlo y transporte que inevitablemente contamina el medio ambiente. Este trayecto se realiza varias veces, mientras que, por ejemplo, al vender la ropa usada se realiza como mucho 2 veces. Lo mismo al reciclarse las telas. Otro punto a tener en cuenta es la limpieza de la ropa previo a enviarla a su nuevo dueño temporal.

Como alternativa se propone consumir ropa de ferias e incursionar en marcas sustentables. Además, se promueve el reciclaje tanto de la ropa como del packaging. No siempre es posible, pero se busca que las marcas utilicen materiales que puedan reutilizarse y reciclarse en el envoltorio de los envíos. Por último, los expertos sugieren que el alquiler de ropa es ecológico siempre y cuando se realice con moderación. En otras palabras, si el alquiler de vestidos o trajes se concreta para ocasiones especiales como fiestas, casamientos y eventos formales, si sería beneficioso para el planeta.

Nuevamente nos encontramos frente a una opción de consumo que tiene ventajas y desventajas. Como todo en la vida, ¨consumir con moderación¨.

By ORNELGA

Viva la moda
¿EL ALQUILER DE ROPA YA NO ES SUSTENTABLE?

Cuando parecía haber un poco de luz al final del túnel, se presentan nuevos problemas para la industria de la moda. Encontrá los nuevos interrogantes que se envuelven alrededor del alquiler de prendas.
¿EL ALQUILER DE ROPA YA NO ES SUSTENTABLE?