EL PODER DEL ROJO
22 de Junio · 2020

EL PODER DEL ROJO

Si creías que el maquillaje era indefenso o un detalle menor, no te pierdas esta nota para conocer más sobre la potencia que tienen un par de labios pintados.

Sangre, fuego, amor, peligro, pasión…
El rojo es determinación, es fuerza, es vida. Es uno de los colores primarios de la paleta cromática que, a lo largo de los siglos, fue protagonista en todas sus variantes.
La historia de la humanidad nos habla de las tonalidades del color rojo que fueron creadas a partir de componentes que estuvieron disponibles en cada tiempo: arcillas para el arte rupestre, sulfuro de mercurio, óxido de hierro, insectos disecados, pigmentos de plantas, entre muchos otros. Hoy, afortunadamente, la industria de la cosmética evolucionó y los maquillajes son también productos que atienden el cuidado y la salud de la piel.
El maquillaje no solo tiene que ver con la estética, sino que se vuelve representativo de clases sociales, tribus, franjas etarias, culturas (pensemos, por ejemplo, en las diferencias entre oriente y occidente).

Recién entre mediados y finales de la década de 1920 el maquillaje se instaló con fuerza. El labial rojo se convirtió en un imprescindible dentro del neceser de las mujeres y dejó de ser un producto exclusivo de unas pocas para estar al alcance de todas. La publicidad y el cine fueron los influencers de la época que marcaron estilos e impusieron tendencias en la moda en cuanto al make up, la indumentaria y los peinados.
En la década del ´40 Gabrielle Chanel declaró a Vogue que el labial rojo era la principal arma de seducción de las mujeres. Esta declaración significó uno de los hitos del siglo XX porque lo decía una mujer que había roto todas las reglas. Puso voz a las mujeres que no la tenían y ese, sin duda, fue un gran gesto de poder.
La ropa que vestimos, los accesorios que elegimos, el corte de pelo que llevamos, los colores con que nos maquillamos hablan de cómo nos sentimos. Es por eso que la cosmética en general tomó protagonismo, sobre todo, durante la Segunda Guerra Mundial. Había una profunda necesidad de salir de la oscuridad y de la destrucción y de honrar la vida, la belleza y la alegría de estar y de ser. Por esto mismo, también lo estético empezó a hablar de ese estado de ánimo que luchaba por explotar con algarabía. La edición de la revista Vogue fue el eco que amplificó esa sensación compartida por miles de mujeres y les dijo para que no quedaran dudas: “Ahora, más que nunca, la belleza es tu deber”.

Rachel Felder, autora del libro Red lipstick: An Ode to a beauty icon sostiene que fue el mismo Winston Churchill el que entendió que llevar pintalabios de color rojo hacía que las mujeres se sintieran más fuertes, más seguras y más atractivas, en especial en tiempos de crisis. Una curiosidad: desde el gobierno se aseguraba que el maquillaje era para las mujeres tan importante durante la guerra como el tabaco para los hombres. ¿Sexismo? Queridas lectoras, saquen ustedes sus propias conclusiones.
El rojo nos hace sentir poderosas, fuertes, tanto que Coco Chanel hace casi un siglo decía que “si estás triste, ponete más pintalabios y atacá”. Hablaba del labial rojo, uno de sus colores favoritos porque para ella representaba el color de la vida.
No solo Chanel sino también marcas hoy muy conocidas como Max Factor, Helena Rubinstein y Guerlain, entre tantas otras, son algunas de las históricas pioneras en esta tendencia que jamás perdió vigencia.
Si revisamos los años ´50, podemos encontrarnos con los inconfundibles maquillajes de Marylin Monroe y Audrey Hepburn con labios rojos brillantes y ese delineado negro en los ojos con una pequeña “colita”.
Como sucede con la emblemática suela de los zapatos de la firma Laboutain, con prendas de la firma Valentino o con las de Carolina Herrera, el rojo también es un todo un símbolo para las marcas de maquillaje. El Ruby Woo de MAC, lanzado en 1999, es el labial más vendido del mundo. El tono Fire and Ice de Revlon de 1953 tuvo una de las campañas más exitosas de la historia. El rojo del Rouge Rebelle de Chanel tiene en su haber récord de ventas y está inspirado en los tonos que elegía la misma Coco. El Colour Couture 999 de Dior es el best-seller de la marca.

Protagonista en letras de canciones, en fin, color emblemático si los hay, el rouge es el ítem del maquillaje más antiguo que existe y que, sin lugar a dudas, seguirá evolucionando y manteniéndose vigente.
Maquillarse los labios con un color intenso es un mensaje en sí mismo. Representa convicción, fuerza y nos anima a que dejemos de lado las inseguridades en el momento en que decidimos usarlo. Tanto es así que la icónica actriz italiana Sophia Loren dijo que lo que el rojo puede hacer por nuestro espíritu, también lo puede hacer por nuestra cara.

By CAMILA DIEZ RODRIGUEZ

Viva la moda
EL PODER DEL ROJO

Si creías que el maquillaje era indefenso o un detalle menor, no te pierdas esta nota para conocer más sobre la potencia que tienen un par de labios pintados.
EL PODER DEL ROJO